in Emprendedores

¿Qué es Showrooming y Webrooming?

Pueden ser difícil mantenerte al tanto de las palabras de moda. Especialmente si estás en el comercio minorista y no puedes pasar horas pensando lo que cada palabra significa, cómo afecta a tu negocio y qué puedes hacer al respecto. Dos palabras en particular que queremos mostrar son “showrooming” y “webrooming”.

Sí, sabemos que los hábitos del consumidor están cambiando, ya que están equipados con smartphones;  que usan reseñas en línea para formar sus opiniones y que tienen preferencias por cierto tipo de productos que quieren comprar en línea, en la tienda física o pedir en línea y recoger en la tienda.

Los minoristas grandes tienen un presupuesto armado y amplio para solucionar problemas y lograr una convergencia con los consumidores y sus demandas. Sin embargo, como propietario de un pequeño negocio, las cosas pueden ser un poco más complicadas.

¿Qué es Showrooming y Webrooming?

Showrooming es cuando un comprador visita una tienda para revisar un producto, pero después lo compra en línea desde casa. Esto sucede porque muchas personas prefieren ver y tocar la mercancía que van a comprar, y varios de estos productos están a menores precios en las tiendas en línea. Las tiendas locales esencialmente se vuelven los salones de muestra de los compradores en línea.

Webrooming es el comportamiento opuesto de showrooming. Al hacer showrooming, los vendedores se encuentran con el desafío de que los clientes sólo llegan a la tienda a buscar y probar el producto, para posteriormente ir a casa y comprarlos en línea (a menudo con marcas competencia). Webrooming, por otra parte, es cuando los clientes buscan los productos en línea antes de acudir a una tienda física para una evaluación final, y finalmente realizar la compra.

 

 

Hay que destacar que el showrooming es un gran aliado del comercio electrónico, debido a que realza una de sus principales ventajas, una gran variabilidad de precios, mismos que en ocasiones suelen ser más bajos que los establecidos en un punto de venta físico. Por el mismo lado, es conveniente mencionar que el comercio electrónico tienen una tendencia de crecimiento en territorio nacional al pasar de 9.2 mil millones de dólares en 2013 a 12.2 mil millones de dólares en 2014, lo cual representa un crecimiento del 34 por ciento, informa la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI).

Ahora, por su parte “webrooming” es un proceso inverso al ya explicado, debido a que el consumidor primero evaluar los productos en línea para después realizar la compra en un punto de venta físico. De acuerdo con The Retail Dictionary, este concepto se refiere a
“mirar productos en internet antes de comprar en las tiendas reales”, al igual destaca que las redes sociales como Pinterest o Polyvore impulsan esta práctica, debido a que el consumidor tiende a comprar lo que ve dentro de estos sitios.

 

 

Facebook Comments
Written By:

Consultoría mexicana de profesionales dedicados al desarrollo de software e integración de soluciones en TI.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *