Amor y negocios, la pareja perfecta del emprendimiento

Amor y negocios, la pareja perfecta del emprendimiento

Compartir

Si eres mujer, hombre o un ser humano emprendedor, sabes que el camino está lleno de obstáculos. Tu tiempo no te pertenece por completo y los planes pueden cambiar de un día para otro. Los imprevistos están a la orden del día. Cancelas planes, salidas, viajes y no sabes cuándo tendrás tiempo libre. Al final, tu proyecto o negocio termina afectando tus relaciones personales.

Pexels

No importa si estás en una relación con un emprendedor, si eres tú el que emprende o ambos lo son. Siempre se presentan problemas. Y como queremos que cumplas tus sueños, pero también que tengas a alguien a tu lado, te dejaremos unos consejos.

Más comunicación, menos peleas

Si estás empezando a salir con alguien debes hacerlo bien, por eso la confianza es la clave. En el momento que se presente un problema háblenlo. Ambos tienen el derecho de expresarse, una buena comunicación alargará la vida de su relación.

Ambos deben ser comprensivos con el otro. Si no te contesta un mensaje, si no pudo hablar mucho contigo o si no pudo verte, no te preocupes. Sólo recuerda que ambos son personas con responsabilidades. Claro, si ya habían quedado en algún lugar y por alguna razón no puedes ir, avisa. El tiempo de ambos es igual de valioso.

Freepik

Tal vez creas la solución es evitar las relaciones, pero te equivocas. Tener a alguien apoyándote constantemente te hará sentir más seguro para afrontar los retos del día. Todos tenemos momentos en los que dudamos de nuestra capacidad y tener el apoyo de alguien puede cambiar todo.

Pero el consejo más importante es ser agradecido. No importa la fecha o el lugar, si lo dices o lo mandas por mensaje un “gracias por apoyarme”, nunca está demás. Aunque vivamos en nuestro propio mundo y tengamos miles de planes en la cabeza, es importante agradecer a las personas. A nuestras familias, amigos y parejas. Porque a pesar de todo han estado con nosotros.

Tener amor por nuestro proyecto es importante. Pero no olvidemos demostrarlo a las personas que nos rodean. No importa si eres un emprendedor o no.


Compartir